Visitantes del Mundo...


contador visitas gratis

lunes, 10 de julio de 2017

El agua y el perro

A buen seguro estaba solo en casa. Sintió la lluvia y decidió ver como era.
Le parecía algo surrealista  ver que el agua que él bebía  cada día en su plato, cayera  en forma de gotas desde el cielo. Quedó sorprendido.

Su curiosidad hizo que sacara su lengua y lamiera el agua estancada en la corredera de la venta y en la poyata. 

Le gusto y una otra vez sacaba la cabeza y ponía sus patitas en la ventana.



Por un rato fue mi diversión, ya que llovía a mares, yo estaba cagada de miedo por los truenos y relámpagos. Seguro si no le hubiera visto a él, me hubiera metido en la cama y tapada toda entera para no sentir el ruido ni ver la iluminación en forma de culebrillas en el cielo. 
Me quedé embobada viendo como  como disfrutaba con el agua.


A buen seguro sus dueños no estaban porque seguro les puso el piso empapado con las patas.

A veces, quien menos te lo esperas, te quita el miedo viendo como  él es feliz asomándose una y otra vez a la ventana para lamer y relamer una y otra vez el agua caída por la lluvia. 
Realmente me hizo pasar una tarde más cálida y ahuyentó el miedo.

6 comentarios:

  1. Eres mas tierna que el pan de molde.

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Que bonito disfrutar de esas imágenes según las ibas viendo tú en el momento, Isa, parece que he ido viendo cómo lamía el agua, por cierto el otro día yo también tuve miedo de los truenos y relámpagos es que fueron muy fuertes.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Te quedaste embobada y lo has narrado gráfica y verbalmente de maravilla. Muchas gracias, Isa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Y mira que te sirvió para una crónica bien llevada entre foto y texto. UNa belleza este can, sorprendido de la lluvia. Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  5. Bonito y emotivo relato.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Veo que no has escrito nada nuevo, pero te dejo un beso grande deseándote una feliz semana, Isa.

    Muacksssss

    ResponderEliminar

Gracias por dedicarme un pedacito de tu tiempo.